EKUÓREO: EL MITO RECOBRADO

Ekuóreo: un capítulo del minicuento en Colombia
Guillermo Bustamante Zamudio y Harold Kremer
Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional/Sociedad Colombiana de Pedagogía, 2008.

En 1980, Guillermo Bustamante Zamudio y Harold Kremer, a la sazón unos jovenzuelos estudiantes de literatura en la Universidad de Cali, tuvieron la idea luminosa de crear una revista de minicuentos. No sólo idearon algo novísimo (hay que recordar que la minificción es un producto latinoamericano de los años 60, que se desarrolló propiamente a partir de los 70), sino que además con empeño, imaginación, inteligencia y tesón (y sin dinero) publicaron 30 números de Ekuóreo, posiblemente la primera revista dedicada íntegramente al minicuento. Ekuóreo se convirtió en una revista mítica e inencontrable. Gracias a los dioses que protegen a los lectores, Bustamante y Kremer que con los años se han convertido en escritores importantes y analistas literarios de peso, ahora publican Ekuóreo: un capítulo del minicuento en Colombia, delicioso libro en el que narran la historia de la revista, transcriben su contenido e  ilustran facsimilarmente cada uno de los números.

Si Ekuóreo fue una publicación ejemplar por su novedad y la calidad de los cuentos elegidos y por ser la primera en publicar textos de autores ahora conocidos o los textos desconocidos de autores famosos; este libro en el que cuentan su historia demuestra que los creadores de la revista no se les acabó el carburo. Con gracia, conocimientos y estupenda pluma, relatan la historia menuda de cada número, pero al hacerlo establecen también una teoría de la minificción, las diferencias entre sus distintas expresiones, la importancia del fragmento, del final, de las referencias intertextuales. Todo esto expresado de una manera rigurosa, precisa, fundamentada,  iconoclasta y muy sabrosa de leer.

En suma, Bustamante y Kremer lo hicieron de nuevo: han fundado una revista magnífica, escrito cuentos maravillosos, desarrollado análisis impecables y ahora escriben un libro fenomenal que es, simultáneamente, edición facsimilar, teoría e historia literaria, nido de informaciones poco conocidas, placer de la lectura y la demostración de que la ausencia de solemnidad es una de las características de la buena literatura.

Violeta Rojo